CLUB ARAGÓN SIGLO XXI

Pedro Ramón y Cajal

Pedro Ramón y Cajal nació en Larrés (Huesca) el 24 de octubre de 1854, hijo de Justo y de Antonia y hermano de Santiago Ramón y Cajal, Nobel de Fisiología, todos ellos originarios del Alto Aragón. Pedro tenía además de su hermano Santiago, dos hermanas Jorja y Pabla.

Pedro erá inquieto y vivaz, no tardó en abandonar su casa junto con un amigo e irse a Burdeos, desde donde se embarcó rumbo a Uruguay, pasando después a la Pampa argentina, donde desempeñó el cargo de secretario particular de un terrateniente del Río de la Plata.

Tras un largo periodo de ausencia, Ramón, arrepentido retorna a su casa y toma sus estudios hasta obtener la licenciatura de Medicina en Zaragoza, que hizo en un plazo corto y con brillantes resultados.

Ejercio de médico en la Almonda (1881-1885) y en Fuendejalón (1885-1888).

Se preparó después el doctorado, tesis que versó sobre el Estudio Histológico comparado de los centros ópticos de distintos vertebrados y que leyó en 1890.

Obtuvo por oposición la plaza de Catedrático de histología y Anatomía Patológica en Cadiz, permaneciendo durante tres años.

Vuelve a Zaragoza, como titular de la Cátedra de Obstetricia, creó una clínica privada, su laboratorio y publicó numerosos artículos.

Fué Presidente de la Sociedad Española de Historia Natural, Académico Numerario de la Real de Medicina, Presidente de Honor de la misma, Medalla de Oro de la ciudad de Zaragoza, Premio de la Academia Imperial de Moscú, miembro de la Academia de Ciencias de Bolonia, entre otras muchas distinciones.

Padre de seis hijos, dos mujeres y cuatro varores, su primogénito, Pedro Ramón y Cajal Vinós, nacido en Zaragoza en 1891, tomó el relevo en la singlatura universitaria de su padre. Hoy los Ramón y Cajal son una saga de médicos que dan prestigio a ese apellido y a todo Aragón, por ser unos grandes profesionales de la medicina.

Pedro fué algo eclipsado por su hermano Santiago, al que admiraba sin límites y al que idolatraba, en la memoria de Pedro queda el hombre cabal, el convencido creyente, el gran cirujano, el perenne investigador.

Murió en Zaragoza a los 97 años de edad.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: