CLUB ARAGÓN SIGLO XXI

OPINIÓN SOBRE LAS AYUDAS OFICIALES AL DESARROLLO.

De entrada ayudar los países ricos a los países pobres parece loable, pero tendríamos que hacer una análisis mayor para ver si la forma de hacerlo es la mas correcta, y no esta cargada de vicios e intereses de países y grupos de poder.

Consideramos que debe darse ayuda humanitaria de primera necesidad a la vez de formación, educación, donaciones y préstamos para el desarrollo económico controlado directamente por los Estados o ONGs de reconocida solvencia y honestidad.

Nos parece una desonestidad el dar como ayuda al desarrollo dinero que va para comprar armas, o para inversiones que no favorecen el desarrollo social de todos, o hipotecar con préstamos que les hacen cada vez mas pobres y dependientes.

Los países receptores en las mayoría de los casos son gobiernos que no permiten alternancia, son unas oligarquías que en muchos casos ponen por delante de los intereses generales de los habitantes de su país, los intereses personales o de su grupo, estos son comprados por multinacionales, que en connivencia con algunos gobiernos e instituciones mundiales, hacen caer a los países en vías de desarrollo en una hipoteca permanente, gobernando desde fuera en perjuicio de sus ciudadanos.

Cuando hablamos de País hablamos en plural para contribuir, pero los beneficios directos que obtienen una minorias selectas no contribuyen en la medida que debería de ser, en gala a su soberanía sobre los "paises soberanos" tienen paraisos fiscales para evadir los impuestos, si no todos la mayor parte de ellos.

Los países que hoy reciben ayudas al desarrollo (A.O.D.) y en especial el continente africano, necesitan una reconquista, no religiosa, sino para que las riquezas de sus territorios, reviertan en los ciudadanos, en sus países, y no en unas oligarquías de dentro y de fuera.

Pero en los paises "desarrolados y democráticos" también se va incrementando cada vez mas las injusticias, cada vez son mas ricos los ricos y mas pobres los pobres, abría que cambiar las sociedad, cambiar de valores del TENER y el PODER por el del SER y SABER, aceptando que sea "negro, blanco o cobrizo" tiene igual de derechos y obligaciones, tratándose con respeto y consideración.

Pero hay una soberanía de unos pocos que tienen hipotecada la soberanía de los Estados Nación, cuyos gobiernos obedecen sus órdenes y se cobijan bajo su paraguas.

¡Otro Mundo es posible! ¿Pero quien lo cambiará?



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: